Ago 29, 2016 / by Santiago Garcia Sola

“Los tambos consistentes son los que logran la mayor rentabilidad”

Lo dijo Félix Soriano un consultor argentino que trabaja hace 15 años en la lechería norteamericana y vino al país contratado por La Serenísima.

1 – ¿Cuál es el diagnóstico que hace de la situación de la lechería y del manejo de los tambos en Argentina?

Durante la recorrida que hice en estos días por tambos de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba detecté muchas ganas de seguir mejorando y también establecimientos que están haciendo muy bien el trabajo, más allá de las vicisitudes climáticas que les tocó pasar en los últimos meses. Pienso que una de las áreas en la que habría mayor potencial para explorar es la asociada con protocolos de trabajo y la relacionada con las tareas diarias en el tambo, reduciendo todas esas variabilidades de manejo que se pueden controlar. Armar protocolos es una forma de ir consolidando el trabajo, los resultados y lograr un tambo consistente.

2 – ¿Qué es para usted un tambo “consistente”?

Son aquellos que hacen exactamente, todos los días, el mismo trabajo, sin importar quién lo esté realizando. Para los animales, eso es lo más importante ya que genera una rutina de manejo. Y, los tambos más consistentes son aquellos que logran las mayores rentabilidades, sin necesariamente tener las mejores instalaciones ni la mejor genética.

3 – ¿Qué fortalezas detectó en los tambos argentinoa que visitó para armar un tambo consistente?

La principal fortaleza que observé es que está todo el potencial para definir tareas más específicas y armar protocolos de manejo. Hay que definir trabajos y responsabilidades, y eso no implica costos productivos extra para el tambo.

4 – ¿Qué importancia tiene la tecnología para estos protocolos?

La importancia es muy alta ya que es la herramienta que permite hacer evaluaciones sobre cómo estamos aplicando los protocolos de manejo. Coincido con la idea de que ‘no se puede manejar, lo que no se puede medir’, por eso hay que medir los parámetros productivos para poder mejorar el sistema y definir si está funcionando o no el protocolo. Para esto, la tecnología un rol importantísimo.

5 – ¿Qué posibilidades tienen en Estados Unidos, a diferencia de Argentina, para lograr un tambo consistente?

Un tema claro es el acceso a crédito, pero, al mismo tiempo, los productores tienen mucha presión porque los bancos mensualmente están visitando el tambo y evaluando parámetros productivos. También es mejor el acceso a la tecnología y eso genera la posibilidad de ganar más eficiencia y productividad. Más allá de eso, los problemas en general son los mismos que en Argentina.

6 – ¿Qué necesidades le transmitieron los productores para poder implementar esos protocolos?

Uno de los aspectos que más preocupa a los productores y que, muchas veces, los imposibilita de armar protocolos es la falta de recursos humanos calificados y el recambio de operarios. Por otra partem adaptarse, también, a lo que demandan las nuevas generaciones que llegan al trabajo del tambo es una forma de trabajar mejor con ellos.

7 – ¿Por qué lo contrató La Serenísima?

Venimos trabajando con la empresa desde el año pasado, bajo el plan “Más Leche”, para hacer hincapié en el desarrollo de protocolos de manejo en guachera y en el tambo, con el fin de capacitar a los productores para que puedan mejorar los sistemas productivos y consistencia en su trabajo.

Fuente: Diario Clarín Rural